Desear el control de la vida de otra persona no es amor, es egoísmo.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deja un comentario